Equipamiento

En el Camino, lo más importante es aligerar el peso. Cuanto más peso, más esfuerzo tendremos que realizar para salvar las distancias.

Equipo básico recomendable:

El calzado
No es necesario calzado de montaña. Recomendamos calzado de senderismo de caña baja o media, de material transpirable y mejor si está recubierto de gore-tex o similar, para repeler el agua en caso de lluvia. Nunca se debe estrenar calzado en el Camino. Utilizadlas para entrenar el máximo tiempo posible para darles flexibilidad, adaptarlas a vuestros pies y habituarnos a caminar con ellas.

El bordón del peregrino
Durante siglos era un elemento imprescindible como punto de apoyo, para retirar maleza o para espantar a las alimañas. Muchos peregrinos siguen llevándolo. Podéis optar por haceros uno, preparando una rama larga y delgada de avellano o castaño, bien alisada en la zona de agarre para que no os haga daño. También podéis elegir un bastón de montaña.

La gorra
Salir al Camino sin gorra es garantizarse problemas. El sombrero con el que siempre se representa al Santiago Peregrino tiene que servirnos para reflexionar y asegurar que no lo olvidamos al pensar en nuestro equipaje. Que sea de material natural que facilite la transpiración.

La ropa
Utilizad prendas de algodón u otro material natural para facilitar la transpiración.

Los calcetines son las prendas más importantes. De algodón 100% y con las mínimas costuras posibles.

Las camisetas preferiblemente que cubran los hombros (no de tiras). Estaremos bajo el sol varias horas y en zonas rurales y boscosas, donde abundan moscas y mosquitos.

Un jersey polar puede ser útil si hace frío, ya que pesan muy poco y secan rápido.

Los pantalones también de algodón, corto o largo a vuestra elección. Si las piernas no están acostumbradas a la exposición al sol y los lleváis cortos, deberéis recordar utilizar protector solar varias veces durante la jornada.

Aseguraos de que la ropa interior es también de algodón y os resulta cómoda. Evitad rozaduras eligiendo bien las tallas.

Un pañuelo grande de algodón es muy útil en el camino.

Capa impermeable
Para finales de agosto es suficiente con una capa de plástico ligera, de las que plegadas caben en un bolsillo. Debemos estar preparados por si llueve.

Mochila
Recomendamos solo una mochila ligera de poliéster para llevar lo necesario durante la caminata (documentación, dinero, medicación). Recordad reducir el peso al máximo.

Botiquín
En ruta solo precisaremos crema solar y tiritas. Es posible que necesitéis también una loción anti mosquitos. Atención si sois alérgicos a las picaduras de abeja o avispa. Sugerimos que al equipaje añadáis equipo para rozaduras y para las temidas ampollas (antiséptico, tijeras, esparadrapo y gasas, agujas hipodérmicas esterilizadas).

Para el oxígeno
Si disponéis de él mejor que utilicéis carro para evitar peso en los hombros. Revisad bien las ruedas antes de partir y llevad repuestos si lo veis necesario. Transitaremos por caminos de tierra y carreteras secundarias.

Medicación
Medicación y recetas para reponerla. Para los pacientes respiratorios es imprescindible proporcionar a la Organización informe médico actualizado y relación de la medicación que se está tomando. No olvidéis la tarjeta sanitaria.

Otros
Una pequeña navaja con tijeritas es muy útil en el Camino.